Buscar este blog

Recomendaciones

NO ESTOY ACEPTANDO LIBROS PARA RESEÑAR HASTA NUEVO AVISO

My life with immortals

28/11/11

3. Encuentros. Segunda parte





Comencé a concentrarme en la comida mientras notaba a alguien debajo la mesa a punto de hacer una trastada con mis partes, jugando las otras manos en mis pechos. Entre cerré los ojos entre suspiros y me puse a comer por fin notando las oleadas de placer recorrer todo mi cuerpo. Dejaba caer la cabeza hacia atrás jadeando controlando lo poco que podía mi cuerpo. Al fin termine de comer, Dahvie salió de debajo de la mesa, se sentó en la silla lamiéndose los labios, entre el placer pude ver que no era muy humano. Moví los ojos hacia Jayy y vi que la mesa estaba despejada, también pude ver que era como Dahvie.
Me levanté entre temblores de la silla y me apoye en la mesa para que Jayy hiciera más perversiones en mi cuerpo. Vi como sonreía, se abría el pantalón bajándolo con su bóxer, suspire cerrando los ojos y luego note como se ponía mejor detrás, volví a suspirar de placer cogiéndome a los bordes de la mesa notando como poco a poco iba entrando en mí. Solté un gemido arqueando la espalda, notando los mordiscos que me daba en la espalda mientras combinaba movimientos rítmicos de su cadera en la mía.
En un momento giré la cabeza en busca de Dahvie, este se levantó de la silla acercándose y me plantó su miembro delante, sonreí sonrojándome un poco y comencé a meterla en la boca degustando ese sabor a la vez que notaba que estaba frío pero caliente. Sin pensar más comencé a succionar y mover la cabeza notando a Jayy pegado a mi espalda, jadeando y mordisqueando mi oreja haciendo que soltara más gemidos ahogados.
Perdí la noción del tiempo en el tercer orgasmo que tuve. Cuando quise darme cuenta, abrí los ojos agotada, mire a mi alrededor y estábamos en lo que me pareció un estudio de grabación. Con algo más de visión vi que estaba en el suelo encima de una manta y tapada con más mantas, me senté como pude notando mi cuerpo adolorido. Vi que en la pared a lo alto había un reloj que ponía que ya eran las dos de la mañana, suspire con dolor de cabeza, no recordaba cómo había ido a parar allí.
-          Me duele el cuerpo…La cabeza…. – dije con la boca algo seca. Volví a mirar a mí alrededor, comenzando a recordar que había conocido a dos chicos. – Vaya si eran guapos…- susurre viendo que no había nadie en la sala en la que me habían dejado. Al fin y al cabo no era un mero sueño que se había inventado mi cabeza.

Vi mi ropa en una silla, con una manta enrollada a mi cuerpo me levante con el cuerpo temblando y cuando tuve la ropa delante comencé a ponérmela, no creía que me hubieran dejado sola en el edificio, por lo que cuando estuve vestida salí de la sala y comencé a mirar puerta por puerta. En el pasillo pase por al lado de un espejo, me pare y me quedé mirando mi imagen reflejada. En la poca luz pude ver que tenía como unas marcas de mordidas en el cuello, ladee la cabeza y por fin deduje que aquellos dos chicos eran vampiros. Suspire y seguí caminando hasta que por fin di con la sala de grabación en la que estaban cantando una canción. Me senté en el sofá de cuero que había allí y me quede escuchando la canción.
Cuando terminaron el concierto se acercaron a mí y me dieron un beso cada uno en la mejilla, se los devolví y luego nos quedamos los tres en silencio.
-          Bueno, ¿me vais a llevar a casa o me vais a tener “secuestrada” por más tiempo? Tengo que volver a casa que mañana trabajo. – Murmure mirando a uno y luego al otro esperando algo.
Sonrieron por fin, se levantaron y esperaron a que me levantara también. Al acto me levante y les tome la mano a cada uno y salimos del local hacia el apartamento que tenía en Madison.
Cuando llegamos me devolvieron el móvil, me lo quede mirando y sonreí, les di un beso en los labios.
-          Gracias, la próxima espero recordarme de algo, no vale que uséis vuestros dones de vampiro conmigo – Les saque la lengua y entre en el portal del piso, cerré la puerta y subí las escaleras hacia mi apartamento, ya eran las tres y media.
Me puse el pijama y me tire a la cama, me escondí entre las sabanas y me quede dormida recordando lo que había pasado aquella noche.

2 comentarios:

  1. :3 love it! muy bueno el capi neki bonita!! cada dia me gusta mas el camino que va tomando la historia :)
    atte: moe

    ResponderEliminar

Este blog se alimenta de comentarios.
No se permite spam o faltas de respeto hacia los escritores y hacia la admin del blog

Tu comentario será publicado después de ser aceptado cualquier duda, sugerencia envia correo a lasresenasdeandariel@gmail.com

Las reseñas de Andariel | By Dreaming Graphics Con la tecnología de Blogger